Residencia San Francisco de Asís -Capuchinos León
Residencia San Francisco de Asís -Capuchinos León
Residencia San Francisco de Asís -Capuchinos León
Convento San Francisco de Asís -Capuchinos en León
Parque dedicado a San Francisco de Asís -Capuchinos León
Residencia de Estudiantes de León -Capuchinos 1
Residencia de Estudiantes de León -Capuchinos 3
Residencia San Francisco de Asís -Capuchinos León
Escuela de Formación Profesional Capuchinos León

Convento San Francisco (Capuchinos, León)

Fundado según algunos autores por el mismo san Francisco durante su supuesto viaje a España para visitar Santiago de Compostela, lo cierto es que a mediados del siglo XIII los Franciscanos Observantes fundaron su primera casa en León.

De esa época aparecen noticias de los frailes franciscanos en documentos de la Catedral.

El convento, de real patronato según noticias conservadas, fue ampliamente protegido por papas (Inocencio IV, Alejandro IV) y por reyes (Sancho IV, Fernando IV, Alfonso XI, en la edad media, o Felipe II, Felipe III Carlos III, en la edad moderna).

 

El convento, debido al prestigio de sus moradores, ejerció gran influencia en la ciudad, convirtiéndose su iglesia en lugar de enterramiento para las familias nobles de León.

Entre otras cabe desatar una rama de los Quiñónez que tenían su sepultura en la capilla mayor de la iglesia. De los frailes que aquí vivieron conviene destacar al P. Francisco de los Ángeles, más tarde general de la orden y cardenal de la Iglesia con el nombre de Francisco Quiñónez.    

En el convento echó hondas raíces la Tercera Orden Franciscana en épocas muy tempranas, probablemente en el mismo siglo XIII según algunos.
Lo cierto es que la fraternidad franciscana seglar adquirió gran empuje durante los siglos hasta el punto de levantar una capilla propia en el siglo XVII.


El 11 de septiembre de 1835, a causa de los decretos de exclaustración del ministerio Mendizábal, el convento y la iglesia fueron abandonados, siendo vendidos en varias partes. Lo que quedaba del convento se convirtió en albergue de diversos servicios. Fue lugar de residencia para numerosas familias, para una carbonería, para diversiones populares, estableciéndose en lo que era la Iglesia un taller y una fragua.

La situación del que había sido popular convento era tan penosa que algunos de los miembros de la Orden Tercera, que seguía teniendo sus reuniones y celebraciones habituales en su propia capilla, convencieron al resto de emprender la tarea de la restauración. Para ello necesitaban adquirir antes el edificio y la iglesia, empresa dura en al que fueron apoyados entusiastamente por el obispo de la diócesis Saturnino Sánchez de Castro que prestó también su cooperación económica.

El 4 de marzo de 1880 se efectuó la adquisición de los locales. Ese mismo año el citado obispo convocó una novena-misión que tendría lugar en las parroquias de Nuestra Señora del Mercado y de Santa Marina, siendo encargados de su predicación los Capuchinos. Este hecho preparó la llegada de los religiosos a la ciudad.

El 30 de marzo de 1882 estaba ya concertada la fundación de León con el obispo de la diócesis.

El 8 de diciembre de ese mismo año se bendecía e inauguraba la reconstruida iglesia, estableciéndose desde entonces una pequeña comunidad para la custodia y el servicio de la misma.

En los años siguientes y según lo permitían las posibilidades económicas, fueron rehabilitándose las demás dependencias del convento.
Para ello los frailes residentes en el mismo, además de ejercer el ministerio apostólica, buscaban limosnas para dicha obra.

En 1916 quedaba ya completado el cuadrado del convento.
En 1926 se abrió el salón de actos contigo a la iglesia.
Durante los años 1941-45 se ampliaron y modernizaron los locales de la casa, inaugurándose el 12 de octubre de 1951 la Casa Social Franciscana con escuelas gratuitas y comedor de pobres.

De este modo se ampliaba el trabajo marcadamente social que durante años los frailes habían realizado en el convento.  

En esta casa de León, desde la llegada de los capuchinos, se impartieron cursos de filosofía, ciencias y letras en los años 1889-98, siendo la sede del colegio de teología desde 1890 hasta el verano de 1972.
En 1937 es sede provisional del noviciado y del colegio de filosofía.

Igualmente lo es del colegio de filosofía 1941.
También estuvo aquí el noviciado el año 1974.
Además el postulantado de la Provincia del Sagrado Corazón de Castilla.

En la actualidad son muchas las actividades que se desarrollan en esta fraternidad:

-Actividades apostólicas: Se desarrollan principalmente a través de la atención al culto diario en la iglesia. También se ejerce a través de las distintas cofradías y asociaciones que tienen aquí su sede: Cofradía del Santísimo Cristo de la Expiración y del Silencio, Pía Unión de San Antonio, Congregación de la Divina Pastora.

-Actividades sociales: Continuando la labor que a lo largo de los años desarrollaron en este campo los hermanos de la fraternidad, actualmente se atiende a numerosos necesitados y se colabora con distintas asociaciones sociales de la ciudad a través de la Acción Social Franciscana.

-Actividades educativas: Fundamentalmente se realizan a través de la Escuela Profesional San Francisco construida en terrenos pertenecientes a la huerta conventual y que en la actualidad abarca las modalidades de Bachillerato y Formación Profesional. También existe una Residencia Universitaria- Colegio Menor, que presta sus servicios, desde una vertiente cristiana, a numerosos alumnos.

    

 

Project by 3e Multimedia

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información Aceptar